Una vez son aprobados los planos por el cliente, el Departamento de Diseño mecaniza las piezas en el software, donde se específica la distribución de las piezas con las medidas correspondientes a las dimensiones del tablero y el calibre. Una vez terminado, el operario se encarga de realizar los cortes de lámina requeridos por el proceso de punzonado para poder obtener el producto final.