Ryctel se caracteriza por ofrecer productos de alta calidad en los sectores de electricidad y telecomunicaciones, desarrollados con tecnología de punta y con una mano de obra altamente calificada, para dar soluciones en cualquier segmento del mercado. Ryctel cuenta con un proceso de fabricación enfocado hacia la satisfacción total del cliente.

Procesos productivos que se describen a continuación:

Con el objetivo de satisfacer las necesidades del cliente y cumplir a cabalidad los requisitos normativos aplicables a todos los productos, Ryctel se ha preocupado por mantener un área de diseño, que se encarga de verificar que las necesidades del cliente sean cumplidas a cabalidad, antes de iniciar el proceso productivo, apoyándose en herramientas de software tales como: Cad en 3d simulando los proyectos y productos.

Una vez son aprobados los planos por el cliente, el Departamento de Diseño mecaniza las piezas en el software, donde se específica la distribución de las piezas con las medidas correspondientes a las dimensiones del tablero y el calibre. Una vez terminado, el operario se encarga de realizar los cortes de lámina requeridos por el proceso de punzonado para poder obtener el producto final.

Se realiza el proceso de Punzonado (intervienen dos herramientas, una que se coloca en la parte inferior de la pieza a punzonar que se llama matriz, y otra que se coloca en la parte superior llamado punzón).
En este proceso mecánico de alta precisión se realizan los cortes de figuras especificados en el software Tops, que requieren perforaciones con geometrías determinadas, que permiten diferentes operaciones con estas dos herramientas como: embutido y abocardado ambas con posibilidad de roscado y el punzonado (corte de figura en un solo golpe).

En este proceso se realiza el plegado de la lámina, que consiste en la deformación de la lámina alrededor de un determinado ángulo. Los ángulos pueden ser clasificados como abiertos (si son mayores a 90 grados), cerrados (menores a 90 grados) o rectos. .

En este proceso se realiza el acabado de las piezas en varios pasos de abrasivos convencionales de grano muy fino (para el fijado y eliminación de los defectos), y así mejorar la apariencia del producto.

6. Proceso de preparación de superficies

El proceso de preparación de la superficie es muy importante, debido a que éste es el que garantiza la vida útil del equipo.

  1. Desengrase.

  2. Lavado con agua.

  3. Fosfatizado con zinc.

  4. Sellado.

  5. Secado

En este proceso se realiza la unión de las piezas de acuerdo a la familia del tablero, además se tienen en cuenta las siguientes especificaciones: Las puertas deben ser soldadas en los extremos correspondientes a los vértices generados por el proceso de doblez. En las puertas posteriores y laterales se deben soldar dos pines en la base que servirán de seguro al momento de sujuetar la chapa.

Luego que las piezas han pasado por el proceso de lavado se procede a realizar el proceso de pintura por medio de recubrimiento en polvo de aplicación electrostática. En las celdas y los tableros se debe aplicar un recubrimiento en poliéster libre de TGIC, y posteriormente la pieza debe ser horneada por un tiempo de 15 min a una temperatura de 180°.

El proceso de ensamble se realiza de acuerdo a los requerimientos del cliente teniendo en cuenta los documentos:  RETIE, NTC2050, de acuerdo al tipo de producto que sea requerido.

Si se considera que un sistema debe estar aislado con el fin de que no exista un cortocircuito o fallas a tierra, la prueba básica es la medición de resistencia de aislamiento. Esta prueba es aplicable a cables de media tensión, componentes de subestación compacta (bus, cuchillas, apartarrayos, interruptor), transformadores, componentes de tableros eléctricos (bus e interruptores), cables alimentadores y derivados, arrancadores, motores, etc. En general, en donde queramos comprobar que el aislamiento de los equipos es satisfactorio.

Las pruebas se realizan con corriente directa o con corriente alterna, dependiendo de lo que se desea simular o valorar. En términos generales, el principio básico de las pruebas obedece a la Ley de Ohm. Por ejemplo: la prueba de resistencia de aislamiento, en ella, el instrumento inyecta una tensión eléctrica (volts), el cual mide una corriente de fuga (micro-amperios) y la expresa en resistencia (megohms):R = V / I

Las pruebas con corriente alterna, en términos generales, producen esfuerzos eléctricos similares a las condiciones reales de operación de los equipos, como las pruebas de factor de disipación, pruebas de relación de transformación, reactancia de dispersión, resistencia a tierra y potencial aplicado a frecuencia nominal o a baja frecuencia.